Cómo hacer y recibir críticas.

Hace unos días, recibí una crítica por este blog, de una buena amiga. Y me hizo reflexionar sobre lo bien que me proporcionó la información crítica y lo difícil que es encontrar a alguien con tan buena habilidad social.

Tanto, que desde entonces he estado por escribir al respecto.

Los psicólogos, dentro del estudio del comportamiento humano, estudiamos y trabajamos, sobre el desarrollo de las habilidades sociales, ya que son parte de nuestro comportamiento social y del éxito de nuestras relaciones.

En consulta, se aprenden estrategias y técnicas que mejoran las habilidades sociales, como la comunicación, escucha activa, empatía, asertividad, hacer y recibir criticas, etc.

Sin desviarme del tema, mi amiga durante su crítica, realizó los pasos precisos tal y como los profesionales enseñamos a exponer una crítica, ¡vamos, la crítica perfecta!

Si usted quiere aprender, tome nota:

Estrategia para hacer una crítica:

 1.   Pedir Permiso:

No se puede avasallar con nuestras opiniones, por mucho derecho que tengamos a la libertad de expresión. Si no se nos pide opinión, es necesario pedir permiso.

Algo así como: “Puedo decirte algo…..”; “Me permites que te haga una sugerencia…”; “Me permites una crítica….”

Si damos una opinión, que nadie nos ha pedido, sin pedir permiso previo, podemos caer en la trampa de parecer groseros, entrometidos e incluso, provocar rechazo de nuestras palabras, en la persona a la que intentamos ofrecer nuestra opinión crítica

2.   Hacer la crítica de forma constructiva.

“Vaya como vas vestido hoy”, “Esto que haces no está bien”, “Eres mal actor”, “Que pelos llevas hoy”.

Recuerde y apunte, estas frases: NO son crítica constructiva. Éstas frases son básicamente insultos.

Una crítica constructiva, supone exponer algo que a su parecer podría mejorarse y de lo que además, por sus conocimientos y experiencia, está usted en condiciones de ofrecer una alternativa. Es decir, otra forma de hacer o llevar a cabo, que puede resultar más efectiva.

Ejemplo, en una empresa: “¿Puedo decirte algo sobre como has atendido al cliente? No es la mejor forma para atender a un cliente, deberías tratarlo de usted, para demostrar respeto y apuntar su teléfono y su nombre la próxima vez, sino no se le podrá devolver la llamada.”

3.  Y por supuesto, deberá añadir como cree usted que mejoraría su hacer y porqué, es decir, si usted ofrece una crítica, es porque tiene otra opción, otra alternativa.

 Lo que es fundamental para realizar correctamente a una crítica es el tono, ya que la persona a la que se está criticando, no debe sentirse agredida. Si la persona se sintiera agredida, nuestra conversación terminaría en discusión.

 Otro punto interesante de las críticas es recibirlas. Es curioso pero tenga o no tenga razón una crítica, la verdad es que suelen resultar un poco amenazadoras.

Importante: Escuchar activamente a la otra persona y saber interpretar correctamente una crítica, de lo que puede ser una interpretación por nuestra parte, es decir, quizá hoy tengamos un mal día y hayamos malinterpretado y personalizado, información de una conversación, que no pretende ser una crítica hacia nosotros o nuestro hacer.

 Y también es importante, diferenciar cuando la crítica se realiza “a mala voluntad”, entonces responderemos y nos “defenderemos” asertivamente o cuando es una crítica constructiva, que entonces nuestra reacción iría más encaminada a evaluar, si la otra persona tiene razón y como responder a ello.

 Estrategia para responder a la crítica:

1.    Si consideramos que la crítica es justificada

– Debemos, reconocer y aunque nos cueste, agradecer: “Tienes razón”.

Recuerde que este tipo de críticas pueden provocar un cambio en usted, que puede llevarle a una mejora.

– Repetir: Tendríamos que haber hecho esto. Reconozca que tendría que haberlo hecho de otra manera.

– Explicar: No lo hice porque…

2.    Si queremos convertir a la otra persona en aliado, en vez de en un crítico, pregúntele:

–          “¿Qué cree usted que podría haber hecho de forma más eficaz?”

–          “¿Cómo lo hubiese hecho usted?”

 Pero no se ponga a la defensiva y cuide su tono. Aproveche la crítica para recoger información, que podrá usar más tarde en una posible mejora para usted.

 3.   En cualquier caso, no permita que el otro generalice su crítica. Es decir, no se conforme con un: “Eso que haces no se hace así” o por ejemplo, en mi caso y en el de mi amiga, si su crítica hubiese sido: “Tu blog no me gusta, no es bueno”, entiendo que debe de explicarse el porqué, si es por contenido, forma o aspecto, para que yo sepa exactamente cual es su mensaje, y tenga la oportunidad de corregir, en el caso de que crea que lleva razón.

Ahora que esta tan de moda seguir a famosos por twitter o facebook, sinceramente, hay personas que creen estar haciendo una crítica, pero realmente están insultando gratuitamente, algo así, como hace la genial viñeta de Mafalda:

 ejemplo critica constructiva mafalda

 Seguro que usted, a diario se encuentra en la tesitura de hacer una crítica a su jefe, a su empleado, a su pareja, a su hijo….tenga presente estás estrategias y evitará cualquier conflicto o mal entendido.

 A mi buena amiga y tocaya, le doy las gracias por dedicar su tiempo a ayudarme a mejorar, por ser tan educada y respetuosa conmigo, y ofrecerme la idea para esta entrada.

 Y ya que estoy agradeciendo, le agradezco a mi madre, que siempre sigue todos mis pasos y es mi mejor crítica.

Si tiene alguna duda con respecto a este tema o cualquier otro, recuerde que puede dejarnos su consulta en nuestra pestaña Consultorio.

Comentarios
  1. Hace 4 años

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR