Aprender a Aprender, el camino hacía el éxito académico.

Los resultados de los alumnos españoles de 15 años, en la resolución de problemas de la vida real son inferiores a la media de la OCDE, como también sucede con las pruebas de Matemáticas, Lectura y Ciencias, datos conocidos el pasado diciembre. Según un informe de la última Evaluación Internacional de Estudiantes (PISA).

Según pude seguir la noticia en el telediario, en los resultados de las malas competencias académicas “no existen responsables”, y entre políticos y profesores se culpan unos a otros. Pero lo cierto es, que no es nada de ahora, ya en mi propia educación académica,  se echaba de menos que se fomentara el hábito de lectura o el uso del pensamiento abstracto, por poner un ejemplo.

Yo misma, realicé la Licenciatura de Psicología, estudiando de “memorieta” y realizando absurdos exámenes tipo test, que impiden el desarrollo de  la fluidez verbal y la capacidad de expresión del alumnado, pero que eran más simples y rápidos de corregir. Y por los últimos resultados de la encuesta de PISA la situación no ha mejorado.

Durante los años de colegio e instituto, pocos profesores se interesan en ir más allá y motivar al aprendizaje, para que el alumno se implique en su propia formación y adquisición de conocimiento,  es decir,  hacer al alumno más responsable de su educación:

SÉ LA estrella de tu aprendizaje

 

Simplemente se enseñan conocimientos, pero no se fomenta el cómo se pueden adquirir esos conocimientos.

Han visto en las películas Americanas, ¿los “proyectos de ciencias”, “el club de lectura”? Oh Dios mio, no es por comparar, que no se debe, pero que alejados estamos de aprender a aprender, fomentar el interés por las áreas académicas e involucrar a los alumnos a tener interés por descubrir.

Y mejor no hablar, de  que casi ningún niño aprende a como establecer en su propio aprendizaje un buen hábito de estudio, una correcta higiene mental para enfrentarse a los deberes, a los exámenes o a la realización de un plan de trabajo.

 La conclusión es que nuestros jóvenes alumnos, NO SABEN ESTUDIAR, y esto influye en la poca motivación ante el colegio o instituto y por supuesto en los malos resultados frente a las notas.

 En consulta, cuando los padres piden ayuda ante el fracaso escolar de los hijos, comprobamos de primera mano, los resultados de la Evaluación Internacional que conocíamos  ayer:

Los niños traen a consulta sus libros de texto, donde se ve claramente que no saben ni siquiera, por ejemplo,  subrayar un texto. Nadie, les ha enseñado a hacer esquemas, resúmenes, a subrayar correctamente.

Desde la Psicología se enseña a los alumnos estrategias, herramientas, técnicas, trucos, etc, para aprender de forma más divertida, más rápida y con mejores resultados.

Esta es la fórmula del éxito:

FORMULA DEL EXITO

 

 El alumno aprende, lo que debería aprender en la escuela:

A programar su saber, a través de la planificación y organización de su tiempo, elaboración de planes de estudio personalizado a su propio rendimiento, aprenden cual es  su curva de trabajo, siendo así  más fácil programar la tarde de estudio, acorde a su ritmo de estudio.

Los Psicólogos, medimos a través de test, la velocidad lectora, la comprensión lectora, la fluidez verbal, y a partir del conocimiento propio, el alumno comienza a encontrar un camino directo a la mejora de su expediente académico.

Son estrategias divertidas y amenas, que sirven también para mejorar el aprendizaje, a través de las técnicas de memoria, y ejercicios para aumentar la atención y favorecer la concentración.

Y además sirven no solo en clase, sino para memorizar la lista de la compra, la concentración en una reunión de trabajo, fechas importantes de nuestra vida cotidiana, etc.

 Y  también aprenden  a tomar notas y  a preparar exámenes, de forma más eficiente y útil.

Cuando los alumnos se dan cuenta de que hay formas divertidas, amenas y útiles de aprendizaje, mejoran su desarrollo académico, su autoestima y su enfoque hacia la responsabilidad de su propio aprendizaje.

La adquisición de un método de estudio es fundamental, el  cómo se estudia tiene una importancia decisiva en los resultados finales. Solo un 2% de los casos de fracaso escolar se deben a factores relacionados con la inteligencia.

¿Cómo evaluar los hábitos de estudio de su hijo? Para ello desde su casa, aunque no tenga las herramientas que manejamos los expertos, puede hacer usted lo siguiente y observar a su hijo:

1. Observe donde estudia.

2. Observe si tiene un horario fijo de estudio.

3. Observe sus notas del colegio. ( evidentemente es uno de los indicativos mas concluyentes).

4. Observe si tiene alguna estrategia de estudio, como esquemas o subrayar el libro. Y cómo lo hace, generalmente los alumnos suelen subrayar prácticamente el 95% del texto, con lo cual, la estrategia no da resultado.

Ahora puede preguntarle a su hijo, estas cuestiones:

5.  ¿Entiendes todo lo que lees?

6 .¿Sueles llevar tarea sin hacer a clase?

7 . ¿Tienes algún método para memorizar?

7. ¿Repasas los temas después de estudiarlos?

Evidentemente en consulta disponemos de test apropiados para medir el rendimiento, la curva de trabajo, el hábito de estudio, la comprensión lectora…pero usted puede observar el comportamiento de su hijo frente al estudio, sirviéndose a groso modo de estas preguntas y comprobando si la mayoría se responden con un no o con un sí.

Pero si usted observa que su hijo trae malas notas a casa, la profesora se queja de que no lleva los ejercicios hechos, no tiene constancia en cuanto al estudio y usted no sabe como ayudarle, siempre puede pedir ayuda profesional. Y mientras menor sea  la edad del niño, más fácil resultará inculcarle las herramientas para conseguir el éxito académico y motivarlo en su aprendizaje.

franquicias-de-exito

Lo importante es facilitar al alumno motivación y hacerle ver que hay tiempo en el día para todo, si se poseen las herramientas adecuadas y si sabemos organizar y planificar el tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR