La primera impresión, ¿Es la que cuenta?

Para explicar un concepto curioso, relacionado con las primeras impresiones, permítame primero formularle una pregunta:

A continuación, podrá ver las fotografías de dos hombres. ¿Cuál de las dos fotografías cree usted, que pertenece a un peligroso asesino en serie?

 

Presentación nobelyasesino

.

La primera fotografía, pertenece al señor Friodjof Nasen, quién en 1922, recibió el Premio Nobel de la Paz, por su dedicación y trabajo a favorecer a las víctimas de la Primera Guerra Mundial.

El segundo, es Ted Bundy, un peligroso asesino en serie, quien fue condenado por treinta y seis asesinatos, aunque se le suponen muchos más.

La respuesta, que usted haya pensado ante la pregunta, ha podido estar condicionada por el Efecto Halo, que explica la tendencia del ser humano a atribuir características positivas a aquellas personas a las que ya les conocemos una cualidad positiva.

En otras palabras, si una persona nos resulta agradable o atractiva, tendemos a atribuirle otras características también favorables, es decir, también suponemos que está felizmente casado, que goza de un buen trabajo, de muchos amigos, etc, a pesar de no disponer mucha más información sobre esa persona.

Y no sólo ocurre con el atractivo físico, por ejemplo, si soy ferviente seguidor del equipo de fútbol del Real Madrid, en la oficina me presentan a mi nuevo compañero de trabajo y observo que tiene una pulsera del Real Madrid, automáticamente le atribuiré cualidades positivas, como que debe ser amable, simpático, etc. Pero sin embargo, si su pulsera es del F.C. Barcelona, quizá no sea tan ecuánime en mis atributos hacia él.

Ésta tendencia, ha sido demostrada científicamente por estudios, como por ejemplo el realizado en 1941, en el cual, se presentó a un grupo de personas fotos de criminales reales, y les pedían que juzgasen si habían cometido un crimen o no. Similar a como yo le he preguntado al comienzo del texto. El resultado fue, que a los sujetos de la investigación les resultó muy difícil creer que las personas atractivas fuesen culpables.

En investigaciones más recientes, como las de Vershulst 2010, se concluyó que las personas atractivas, tenían mayor facilidad para acceder a puestos de dirección.

Conociendo los efectos que producen en nuestro juicio las personas que nos resultan atractivas, el Efecto Halo, se tiene muy presente y es muy utilizado en Marketing y Publicidad, para intentar influir en la opinión crítica del consumidor y hacer que las personas valoren un producto de forma más positiva.

¿No se ha fijado, como por ejemplo, todos los anuncios de perfume, sin excepción son presentados por modelos especialmente atractivos?

PERFUMES cuatro

Sin embargo, el Efecto Halo, también se produce a la inversa. Actualmente, en televisión existe un anuncio de un comparador de seguros, que utiliza un actor, físicamente menos atractivo.

Durante el anuncio, intentan demostrar que el actor se equivoca en su decisión y no consigue el éxito, al no usar el producto de comparador de seguros. Pero claro, para ello, necesitan a alguien que no nos resulte atractivo, porque los publicistas conocen, que un porcentaje alto de personas le atribuirán poco éxito, malas decisiones, mediocridad, etc, si resulta poco atractivo.

aciertocom

 

Otro ejemplo, clarísimo de Efecto Halo, se produjo en el programa de televisión británico Britain´s Got Talent.

Recordarán ustedes a la cantante Susan Boyle. Cuando esta señora apareció en el escenario, se formó un pensamiento negativo sobre su valía como cantante, por parte de el publico y de los propios jueces.

Al calificarla como poco atractiva, también le adjudicaron otros atributos negativos, propio del Efecto Halo, es decir: “Como es poco atractiva, tampoco cantará bien”

Cuando comienza a cantar fabulosamente, es donde podemos observar las caras de sorpresa del publico y el jurado.

 

Ahora que ya conoce el efecto inconsciente que se produce en nuestro cerebro, conocido como Efecto Halo, podrá estar mas atento, cuando conozca a alguien por primera vez, cuando tenga que seleccionar personas para su empresa o cuando esté viendo anuncios de publicidad.

¿Cuál es su opinión? ¿Ha experimentado alguna vez el Efecto Halo?

 

 

Comentarios
  1. Hace 4 años

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR