Qué tienen en común una entrevista de trabajo y encontrar pareja

Si usted espera encontrarse una lista con diez pasos a seguir para encontrar trabajo, lo siento en estas líneas no lo encontrará.

Es cierto, que planificar en pasos un objetivo, puede ayudarnos a focalizarlo y visualizarlo, pero no nos engañemos,  hay que tener cuidado con que tipos de pasos seguimos, porque a veces pueden desmotivarnos y sepultarnos más que catapultarnos.

Digo esto, documentándome sobre las entrevistas de trabajo, y tras encontrar listados vánales y bastante generalizados, que evidentemente no mienten, pero carecen de contenido.

listado entrevistas

Cómo por ejemplo, en un listado de como superar una entrevista aconsejaban:

1.Se tu mismo

2.No te pongas nervios

3.Cuida tu comunicación

Cuando leo estos listados, que generalmente están acompañados de preciosos montajes digitales, no sé qué pensarán ustedes, pero yo pienso que es el mismo consejo que puede darnos un arquitecto, al que le pedimos que nos explique cómo construir un edificio en tres pasos y nos contesta esto:

1.Elija un terreno

2.Prepare el material necesario

3.Construya su edificio

Evidentemente, es cierto, pero para alguien no familiarizado con el tema de la construcción quizá no resulte útil. Como no puede resultar útil, para personas no familiarizadas con competencias y entrevistas de trabajo, un consejo que se titule: Cause buena impresión

Para mí y desde mi punto de vista, uso siempre el mismo símil, encontrar un trabajo es igual que encontrar pareja y enamorarse.

test-romantico-para-chicas

 

Si lo piensa no están tan distanciados, solo que a veces a las empresas las despersonalizamos, pero tienen sentimientos y emociones, ¿Porqué? Porque las forman personas, con  sentimientos y emociones.

Si usted recuerda la primera vez que se sintió interesado por alguien, quizá venga a su mente los intentos por conocer el nombre de esa persona. Y el nombre de la persona por la que se interesa sinceramente, no se olvida.

Entonces, puede imaginarse como nos sentimos los entrevistadores cuando llamamos a un candidato, que se ha sentido interesado por la empresa y por el puesto ,de ahí que tengamos su currículo, y escuchamos la siguiente frase:

  • “¿De dónde dices que me llamas? Es que no caigo ahora, he echado muchos curriculums y ahora no caigo.”

Yo como entrevistadora, me siento igual que si un “pretendiente” me dijese que se interesa y queda con más chicas, es decir, desorientada.

A ver, es normal, que quien busca trabajo llame a muchas puertas, pero tenga usted presente que el entrevistador comienza la evaluación desde que se descuelga el teléfono la primera vez. Así, que si es cierto que le ha pillado en un renuncio, como se dice vulgarmente, intente al menos disimular y busque más tarde quien le ha llamado y de donde.

Otro fallo mayúsculo a la hora de seducir, es criticar a la ex novia. ¿Le ha pasado alguna vez? Pues eso, sentarte a cenar con alguien y que este toda la velada explicando lo mala que era su ex pareja y lo bueno que era él, no es un comportamiento muy atractivo.

Con las empresas, pasa igual, por eso se aconseja no hablar mal de los antiguos jefes, compañeros o de las empresas donde se ha trabajado.

Realizar una entrevista de trabajo es tan fácil, como quedar a tomar café con alguien que te gusta, y que ya de por sí es de tu agrado. Vas ilusionado, deseando que llegue el día de la cita, para conocer más de esa persona, o en este caso de esa empresa, que te de una oportunidad de conocerte, para demostrarle que estáis hechos el uno para el otro.

Y recuerda que en toda cita la regla de oro, es saber escuchar.

Por lo tanto, consiste en una conversación, donde debes mostrarte como eres, sin intentar impresionar a nadie. Recuerda que la primera vez, conoces aun  tan poco de la otra persona, que aun no sabes lo que busca.

Algo que me llama mucho la atención, es que desde que existen estos tipos de listados sobre que hacer y que decir en una entrevista, todos los candidatos dicen saber  trabajar en equipo, tienen dotes de liderazgo y son emprendedores.

Si quedas para tomar café con una madre divorciada, con el fin de seducirla, ¿le dirías que no te gustan los niños?

Pues con el trabajo, ocurre algo similar, no en todos los trabajos se requieren dotes de liderazgo, no precipite su respuesta. Si usted está optando por un puesto de auxiliar administrativo en una empresa familiar de 9 personas, lo más probable es que la competencia liderazgo no se valore. Si está optando por un puesto de Jefa de Personal en una cadena de hoteles, quizá si debería explicar sus dotes de liderazgo, pero por supuesto no olvide exponer un ejemplo donde haya empelado  tal virtud.

Además de  palabrejas como, iniciativa y  trabajo en equipo, que parece que todo el mundo debe tener por que en la sabiduría popular se han asociado con bueno. Hay otros muchos ejemplos de actos que las personas piensan que es un punto positivo para aportar en todo momento.

Cuidado con estas creencias. Puedo ponerle un ejemplo de un amigo, que me contaba como había ido su entrevista con una empresa con sede en Málaga y con una única oficina en Málaga. Durante la entrevista y en afán de impresionar al entrevistador para no hacerle pensar que era una personas de pocas miras, le comentó que su objetivo del siguiente año era tener una experiencia profesional fuera de nuestras fronteras, para seguir aprendiendo y creciendo como profesional, hasta tal punto se vino arriba durante la entrevista, que le explicaba como tenía organizado su plan y había mirado para instalarse en Bélgica.

¿Es cierto? -Le pregunté.  “No, – contestó- pero, es para se aprecié que estoy abierto a cualquier cosa”.

Si yo estuviese interesada en una persona, tan seriamente como para convertirla en mi pareja estable, pero me explicase que está pensando mudarse e irse a kilómetros de distancia de mi, en el siguiente año. Puedo, pensar que no es alguien estable, que no sabe bien lo que quiere, y que mejor se lo piense junto a otra, en lugar de conmigo. Para no vivir una situación de abandono en una estación,  similar a la que imagino:

soldier3542

Si la empresa tiene su única sede en Málaga, ¿No es mas de sentido común explicarle que en Málaga es donde mejor se vive?¿ Porque presentarse como un empedernido trotamundos?

De esta forma, si lo que usted quiere es explicar  que tiene disponibilidad absoluta, la manera correcta de explicarlo sería:

  • “Vivo en Málaga, pero si tuviese que mudarme porque la empresa lo considera, no tendría inconveniente”.

En argot romántico sería:  “Si tú me dices ven, lo dejo todo” como la canción de los Panchos.

Cuando se habla de ser sincero, a mi entender es tan beneficioso para el candidato como para la propia empresa.

Es decir, si actualmente usted no quiere  viajar diariamente  en su trabajo. Dígalo, con educación y sinceridad, de nada sirve mostrar interés en los viajes y comentarlo el día del contrato.

– Si no sabe manejar un programa concreto, dígalo. Pero si se ve capaz de aprenderlo rápido, exponga  aquella vez que aprendió  en dos semanas aquel programa en su anterior empresa.

– Si no quiere trabajar con atención al público, le ruego por favor, que lo aclare porque habrá otro puesto donde no se requiera atención con el público y entonces sus competencias y habilidades, que serán otras, podrán serle beneficiosas.

No tiene más ciencia, que saber expresar que ha estado haciendo y que es lo que quiere y sabe hacer, y si verdaderamente ese trabajo le interesa, hágalo saber con naturalidad.

No quiero decir con esto, que tengan ustedes que  flirtear con el entrevistador, ni muchísimo menos. Pero si puede ayudarle tener en mente que la empresa donde verdaderamente desea trabajar, es como una pareja con la que usted quiere estar.

¿Qué le diría?¿ Que sale con otras además que con ellas, que en realidad  estudia unas oposiciones para abandonar las empresas privadas y que este contrato es solo un puente, le diría que en realidad lo que quieres es irse al extranjero?.

¿Es que da igual, estar con usted que con otra u otro?¿A caso es lo mismo?

Seguro que no, la miraría a los ojos y le diría todas las frases sensuales que conoce, para demostrarle su interés sincero: Miraría a la empresa y le diría que la que más le interesa es ella porque no hay otra igual y que estará con ella el resto del “contrato”.

Porque desgraciadamente, siendo realistas,  los contratos en la actualidad  tienen fecha fin, pero esa historia no es de amor, sino más bien de desamor y nos da para otro debate.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR