En estos días, una amiga me relataba la historia de su hermana y su hijo adolescente. El joven se encuentra en Malta, perfeccionando el inglés, en un colegio de verano, durante unas semanas de las vacaciones estivales.